Principios

Simplifica

Es el proceso que permite hacer más simple o fácil una cosa.

La vida puede ser todo lo compleja que queramos, o al contrario, muy simple si conocemos sus reglas.

Sé positivo

Intenta ver siempre la parte positiva de las cosas y las situaciones. Conseguirás tener una gran fuerza interior, realizarás todo con más energía, ayudarás a los demás a sentirse más motivados, atraerás cosas positivas a tu vida… etc.

Una persona con mentalidad positiva, tiene más energía, es más fuerte y más feliz.

Siéntete a gusto contigo mismo

Nuestro carácter y nuestras acciones pueden venir desencadenadas a veces por cómo nos sentimos con nosotros mismos.

¿Hay algo que no te gusta de ti?. Intenta cambiarlo.

Hazte respetar

Frena cualquier acción que no te respete, provenga de quien provenga. Ya sea física o verbal.

No toleres comportamientos de mierda hacia tu persona. Crea tu status.

Amigos... los justos

A lo largo de la vida, verás a miles de personas, con unas tendrás más afinidad y con otras menos. Filtra, y no consideres amigo a cualquiera.

¡Los amigos se cuentan con los dedos de la mano!

Nada es para siempre

Todo lo que ves y percibes, tarde o temprano va a dejar de existir. Todo tiene inicio y fin en esta vida, y eso es bueno ya que permite una renovación y evolución constante. Cuanto antes asumas de que esto es así, mejor.

No tengas miedo al cambio, adáptate.

El tiempo no vuelve

Lo que pudiste hacer y no hiciste, es posible que no puedas volver a hacerlo.

No utilices esta premisa para llorar y arrepentirte de todo lo que hiciste mal o no hiciste en un pasado. Úsala para palinificar tu futuro.

Plantéate lo siguiente: ¡El tiempo es un regalo que no puedo desperdiciar. Voy a disfrutarlo al máximo a partir de ahora!

Desapégate emocionalmente

Quizás esta sea una de las razones para las que menos estamos preparados. El recuerdo al algo o alguien nos persigue porque algo nos lo recuerda.

Esto nos bloquea impulsos e incluso nos puede acabar impidiendo tomar ciertas decisiones.

Si algo pasó, y no tiene vuelta atrás, asúmelo. La vida sigue, toma decisiones basadas en el presente y en tu futuro.

Los recuerdos permanecen en la mente

Si no te puedes deshacer de ciertos objetos físicos porque te recuerdan a alguien o bien le pertenecieron, recuerda que todo en este mundo va a acabar siendo cenizas.

Enfrente de mi pueblo había una ciudad romana y por mucho que la gente se esmerase en su dia por preservar su casa, actualmente es un campo de cultivo.

Recuerda a esa persona con fotografías o recuerdos. Los materiales son efímeros, los recuerdos son eternos.

Sé minimalista

Si eres una persona que tiende a acumular, a comprar por impulso cosas que acaban en el trastero, prueba a vivir con menos, a ser minimalista.

La compra impulsiva se suele deber a que el cerebro intenta satisfacerse con regalos, al no estar plenamente satisfecho o no ser feliz.

Detecta que es lo que te lleva a realizar estas compras. ¡Vende lo que no nocesites! y verás que con mucho menos puedes ser más feliz.

Reduce, Recicla, Reutiliza

Reduce, Recicla, Reutiliza. Las 3 Rs.

Aplícalo a los objetos, residuos… en todo lo que sea posible en tu vida.

Intenta dejar el mundo mejor de como te lo has encontrado.

Libérate de gente tóxica

Mucha gente sigue manteniendo relación con personas que le han hecho daño o que no le convienen.

Corta por lo sano. Deja de ver a esa persona, no coincidas con ella, bloquéala, deja de ver lo que hace… etc.

Liberarte de gente tóxica es un primer paso hacia la simplificación y la felicidad. ¡No intentes quedar bien con todo el mundo! ¡Tu bienestar es lo primero!.

Relativiza tus problemas

En ocasiones cuando nos sucenden cosas, tendemos a pensar que todo nos pasa a notros y que estamos en la peor de las situaciones posibles.

Piensa, reflexiona, ¿En serio crees que de 10.000.000.000 de personas vas a ser tú el más desgraciado? ¿Relamente lo que te extá pasando es lo peor que te podria pasar?.

Relativiza tus problemas, seguramente existan otros mucho mayores.

No acumules tus problemas

Acumular problemas sin poder desahogarte, es el primer paso hacia el estrés y muchos problemas de salud derivados.

Detecta los problemas y haz todo lo posible para intentar solventarlos cuanto antes.

Todo lo que piensas y deseas, lo atraes

Si sabes cómo funciona la ley de la atracción, sabrás que todo lo que tu mente piensa y desea, se atrae.

Condiciona a tu cuerpo físico a realizar acciones para lograr ese fin.

Tú puedes obtener lo mismo, teniendo una visión clara de qué es lo que quieres y cuándo lo quieres.

Conócete

Saca tiempo para tí. Conócete, piensa cómo eres, quién eres y por qué eres así.

¿Cuáles son tus defectos y virtudes? ¿Los puedes corregir?

Haz las cosas bien

El trabajo, las tareas de casa, tus hobbies, el cuidado de alguien… etc.

Hay mucha diferencia final entre hacer algo bien y mal, y muy poca diferencia en el esfuerzo que requiere.

Haz las cosas bien.

No aceptes críticas de cualquiera

La gente tiende a aconsejar siempre en base a su experiencia, pero muchos hablan como si tuviesen experiencia en todo.

Acepta críticas constructivas de quien haya construido algo. No aceptes críticas de pareja de un soltero, de emprendimiento de un empleado… etc.

Cuidado de quién aceptas críticas o consejos.

Medita y limpia tu mente

Meditar ayuda a poner tu mente a cero, a relajarte y a liberar tensiones acumuladas.

Tambien permite conocerte interiormente, y apreciar la respiración y tu cuerpo.

Saca 10 minutos al día, relájate y medita.

Supera tus miedos

Los miedos pueden ser tan potentes que pueden impedirte realizar una vida plena y normal.

También pueden arruinar tus sueños.

Identifica tus miedos y enfréntate a ellos cuanto antes.

Evita las adicciones

Las adicciones o vicios suelen ser muy malos porque incrementan los riesgos de salud y te hacen dependiente. Por lo tanto son enemigos de tu libertad.

Algo puntual está bien, de contínuo no.

Intenta no llamar la atención

Intenta ser una persona simple, y no muy llamativa.

Normalmente los que más presumen son los que menos tienen, son personas con deficiencias afectivas que necesitan llamar la atención para así suplir esa falta.

Aparenta ser una persona ordinaria, aunque seas extraordinaria.

Devuélvele al mundo lo que te ha dado

Dar y recibir es una ley universal. Nadie recibe nada sin antes dar.

Identifica todo lo que has recibido e intenta aportar tu granito de arena a la sociedad.

Participa en voluntariados, dona dinero, haz una buen obra una vez al mes… etc.

Agradece estar vivo

Sólo el hecho de haber nacido es una posibilidad infima de entre miles de millones. Podría decirse que es casi un milagro.

Mantenernos vivos, a lo largo que pasan más eventos en nuestras vidas lo es todavía mas.

Mira a tu alrededor y recuerda que hay muchos que ya no están. Agradece y aprecia el hecho de mantenerte vivo.